phonecel (+57) 301 4438663 mail contactenos@tye.com.co
comunikandonos y tye1

El último libro de Cees Van Riel (The Alignment Factor: Leveraging the Power of Total Stakeholder Support) lanzado este año, define el concepto de alineación como “una relación de mutuo beneficio entre la empresa y sus stakeholders que permite a una compañía alcanzar sus propósitos”. Para respaldar la importancia del concepto, entrega tres cifras que deben ser tenidas en cuenta: un 10% de mejora en la alineación de los colaboradores repercute en un 6% más de esfuerzo de los empleados hacia su trabajo, lo cual a su vez genera un 2% de mejora en su desempeño (estos datos son extraídos de una investigación del Corporate Executive Council). 

Aun cuando de este tema hemos hablado antes, vale la pena retomar los nuevos desarrollos adelantados por el IPR (Institute for Public Relations) alrededor del tema y que representan uno de los principales dolores de cabeza de muchos equipos de comunicación. ¿Cómo hacer buenos y coherentes objetivos de comunicación? Y adicionalmente, ¿cómo hacer que sean medibles?. EL trabajo de Forrest Anderson, Linda Hadley, David Rockland y Mark Weiner nos da algunos adelantos. En primera instancia, vale la pena reflexionar sobre las principales razones para el establecimiento de objetivos claros, concisos y medibles en las relaciones públicas: 

Las empresas que más creen en la importancia de la medición y evaluación de la comunicación corporativa están destinando hoy el 9% de su presupuesto a establecer los niveles de eficacia y eficiencia de este proceso. Esto es lo que se desprende del más reciente estudio GAP (Generally Accepted practices) realizado en el último trimestre de 2011, y que recogió las opiniones de 620 profesionales de comunicación y relaciones públicas en varios países del mundo, pero principalmente Estados Unidos. 

¿Cómo se manifiesta el rumor en su organización? Esa es la pregunta que respondió un estudio adelantado recientemente por la Asociación Argentina de Comunicación Interna, presidida por Alejandro Furmanchuk. Al margen de los resultados del estudio, es interesante encontrar allí algunos elementos que nos resuelven otra pregunta: ¿De qué manera puedo hacer un análisis del rumor en mi empresa? He aquí una ruta metodológica, que recoge en gran parte la investigación de la AAdeCI, pero a la cual T&E le ha agregado algunos detalles adicionales. 

Uno de los problemas a los que se debe enfrentar habitualmente un comunicador en una empresa, cuando quiere obtener indicadores que le den valor a su gestión, es encontrar que habitualmente las empresas realizan tantas encuestas, que terminan saturando a sus grupos de interés, pero particularmente a sus empleados. Estudios de calidad, de satisfacción, de clima laboral, de cultura organizacional, de reputación interna, y además de comunicación, son aplicados periódicamente por muchas empresas en Colombia y América Latina. Estos esfuerzos de medición hacen que muchas veces los empleados se sientan saturados y cansados de resolver tantas encuestas. ¿Qué hacer para enfrentar esa saturación? En este artículo vamos a dar un vistazo a cuáles son las causas de la “encuestitis”.

He tenido varias reflexiones a lo largo de los últimos meses, en torno al uso del concepto NEUTRO en la valoración del TONO de los registros informativos publicados en medios masivos. Como bien se sabe, hay una corriente de análisis que establece tres categorías de tono cuando se hace referencia al grado de favorabilidad de una información: el positivo, el negativo, y el neutro. La posición que ha mantenido T&E gira en torno a la inconveniencia de la categoría NEUTRO. ¿Por qué?. 

Si el año 2010 contribuyó con la Declaración de principios de Barcelona sobre medición, este año 2011 aportó una pequeña semilla en la búsqueda de estándares para medir el desempeño o presencia de una compañía en el inhóspito mundo de las redes o medios sociales. Ese aporte se dio en el llamado CONCLAVE DE DURHAM (en Carolina del Norte), lugar en el que se reunió una docena de expertos en redes sociales (convocados por la prestigiosa Katie Delahaye), los cuales concluyeron, entre muchos varios aspectos, que hoy hay mediciones que en nada contribuyen a demostrar el resultado de una gestión de medios sociales (como los LIKES de Facebook o los scores de Kloute), y que esos estándares son altamente necesarios para la industria. 

Una de las últimas charlas ofrecida por David Michaelson y Don Stacks sobre medición y evaluación de la comunicación, al amparo de The Institute for Public Relations, permitió formalizar los conceptos de estándares y buenas prácticas referidas al campo de la medición en comunicación. Ellos profundizaron en la diferencias de los dos conceptos, pero también plantearon varias recomendaciones para aquellos profesionales o consultores involucrados en esta actividad.

SOBRE TÁCTICA & ESTRATEGIA

Somos una compañía especializada en el sector de la comunicación corporativa que ofrece servicios de medición y evaluación, entregando propuestas de gestión estratégica con gran valor para la comunicación y el objetivo de su negocio.

INFORMACIÓN GENERAL

contactenos@tye.com.co
Calle 25 No 127-220 Cali - Colombia

INSCRIBITE AL BOLETIN

Powered by ChronoForms - ChronoEngine.com

CONÉCTATE CON NOSOTROS:

fb tw in yt vimeo

ALIADO:

Powered by Talkwalker copia2